neurorradiología

12 jun. 2011

Meningitis bacteriana neumocócica y resonancia magnética

meningitis
El diagnóstico de la meningitis bacteriana suele ser clínico y microbiológico. Pero existen algunas ocasiones en que el paciente, bien por tener una evolución atípica de la enfermedad o bien por presentar un cuadro clínico o microbiológico dudoso (como puede ser en casos de meningitis parcialmente tratada), necesita ser sometido a una prueba de neuroimagen. Cuando la prueba realizada es una resonancia magnética nos podemos encontrar algunos datos que pueden orientar o dar mayor soporte al diagnóstico de meningitis bacteriana y, por supuesto, descartar o confirmar la presencia de complicaciones de la enfermedad. Hoy en neuroimagen.info os presentamos dos casos de meningitis bacteriana producida por neumococo (Streptococcus pneumoniae) para llamar la atención sobre el aspecto radiológico que presenta a veces el contenido purulento del espacio subaracnoideo.

En las imágenes que podéis ver más arriba (las cinco imágenes superiores corresponden a la secuencia FLAIR y las cinco inferiores a la secuencia potenciada en difusión) podemos apreciar el comportamiento en resonancia del contenido purulento presente en las astas occipitales de ambos ventrículos laterales y en el espacio subaracnoideo de los surcos de la convexidad cerebral, que presenta una intensidad de señal intermedia en FLAIR y una llamativa restricción de la difusión.


En las imágenes que podéis ver debajo de estas líneas, pertenecientes al segundo de los pacientes, aparte de la existencia de realce duroaracnoideo difuso (menos habitual que el realce leptomeníngeo) que se observa en las imágenes potenciadas en T1 obtenidas tras la administración de contraste (las dos de la esquina inferior derecha), lo único que llama la atención es la existencia de una imagen puntiforme hiperintensa en la secuencia potenciada en difusión (tercera imagen de la fila superior) localizada en la porción declive del asta occipital del ventrículo lateral izquierdo (apenas intuida en el derecho), que sin duda representa, al igual que en el caso anterior, contenido purulento en el sistema ventricular. Esta es una de las situaciones en las que, en ausencia de patología isquémica cerebral, conviene no olvidar la existencia de la secuencia potenciada en difusión ya que la información que aporta puede resultar valiosa.


meningitis2