28 may. 2013

(Neuro)Radiología Esencial (sobre libros de Neurorradiología)


Acariciar con las yemas de los dedos las hojas de un libro se está convirtiendo en un deporte de minorías. La irrupción de internet y los libros electrónicos ha cambiado para siempre nuestra forma de conectarnos con el mundo y absorber los conocimientos que otros antes que nosotros han adquirido y han querido compartir. La disponibilidad de ordenadores, tabletas o teléfonos inteligentes y la universalización del acceso a internet ha transformado no sólo nuestra forma de trabajar sino también la manera en que consultamos las fuentes bibliográficas en busca de información. Las publicaciones periódicas en línea adquieren así mayor importancia en detrimento del libro. En este contexto, que es un reflejo de la prisa que impregna nuestra actividad profesional, encontrarse un libro acogedor con el que entablar una calurosa relación de unívoco afecto no es un acontecimiento muy cotidiano. 

Confieso que hace mucho tiempo que no abro un libro de Radiología que no esté orientado en exclusiva a abordar cuestiones neurorradiológicas. Hoy he abierto uno que había tenido ocasión de hojear hace algún tiempo pero que no había leído. Se trata de "Radiología Esencial", un vasto proyecto dirigido por Jose Luis del Cura, Salvador Pedraza y Angel Gayete, auspiciado por la SERAM y publicado por Editorial Médica Panamericana, en el que colabora un numeroso y prestigioso elenco de especialistas españoles.  Y lo he abierto, lo confieso también, porque Editorial Panamericana me ha propuesto escribir esta reseña. No habría aceptado si no me hubiesen pedido únicamente una opinión sincera y crítica de la parte neurorradiológica de la obra, sin pasteleos ni peloteos. El beneficio que obtenéis los que leéis este blog, consejos aparte, es un descuento del 10% en la compra online de cualquier libro de Editorial Panamericana introduciendo el código BLOG10 en la casilla CÓDIGO PROMOCIONAL durante el proceso de compra (envío gratuito para España) y la posibilidad de participar en un sencillo concurso-sorteo de un ejemplar de "Radiología Esencial" que celebraremos próximamente. Pues bien, ya he leído suficiente y voy a contar mi experiencia.





La magna obra viene distribuida en dos volúmenes (cosa que se agradece porque pesa en conjunto 5,9 kg aproximadamente, correspondiendo 3 kg al segundo volumen, que es el que incluye la parte de Neurorradiología cuyo contenido comentaré). Está encuadernado en tapa dura y su papel es satinado, de tacto agradable, con algo de brillo. Ofrece una tipografía amistosa y buena calidad de impresión. El primer volumen consta de 930 páginas y el segundo volumen continúa hasta la página 1906. El primer volumen carece de índice analítico, error de diseño que ya he tenido ocasión de sufrir en otras obras y que obliga a manejar los dos volúmenes para hacer una búsqueda en el primero, detalle nada baladí cuando se trata de volúmenes de peso. Se acompaña de un sitio web complementario, prescindible a menos que necesites enseñar alguna de las imágenes del libro en una presentación.

En cuanto al contenido se me ocurren varias reflexiones. De tanto leer publicaciones periódicas y libros de consulta de modelo esquemático, casi siempre en inglés, había casi olvidado el placer de leer un libro de medicina en un español bien redactado, bien enlazado, con conjunciones, casi novelado. Muestra una maquetación amable con gran profusión de excelentes imágenes radiológicas contemporáneas bien elegidas y bien presentadas (al contrario que en algunos libros recién editados en los que se siguen viendo imágenes obsoletas procedentes de colecciones añejas cuyos responsables se resisten a jubilar). El compendio dedica más de 300 páginas a la Neurorradiología diagnóstica y lo hace a través de 17 capítulos cuyos epígrafes traducen perfectamente el abordaje de la actividad diagnóstica neurorradiológica. El contenido científico es, en mi modesta opinión, de la mejor calidad y todo lo actual que una obra de este tipo permite, que es mucho. Por supuesto avalado por sus autores, figuras sobresalientes en el ámbito de la especialidad y de reconocida autoridad científica. Esforzándome mucho en encontrar algún defecto sólo puedo mencionar que al cambiar el tamaño de algunas (muy pocas) imágenes para adaptarlas a la página parecen no haberse respetado escrupulosamente las proporciones lo que, a pesar de resultar algo irritante, no resta valor didáctico a la imagen y no debe pasar de ser considerado como una anécdota.

Algunas veces me han pedido consejo en la elección de un libro de Neurorradiología diagnóstica para no neurorradiólogos y he tenido dificultades para señalar uno que de una forma equilibrada y concisa abarque todo el saber neurorradiológico. No tendré reparos en recomendar Neuro(Radiología Esencial) con este fin. Tal vez pensando en un público más amplio se podría reeditar de forma independiente, como manual de Neurorradiología, para no obligar a neurólogos, neurocirujanos, psiquiatras y demás neurocientíficos a cargar con la parte no neurorradiológica. Pero esto es otra historia.

He leído y he disfrutado. No me atreveré a dar una sola opinión del contenido no neurorradiológico del libro pero con que su calidad se acercase un poquito a la del contenido neurorradiológico, podríamos decir que Radiología Esencial es un excelente libro de Radiología, para estudiantes exigentes, para residentes de Radiología y radiólogos generales y para otros especialistas curiosos, digno de formar parte de una corta y selecta biblioteca médica.

14 may. 2013

Sobre la necesidad de tratamiento de malformaciones arteriovenosas cerebrales no rotas

Un estudio multicéntrico randomizado sobre malformaciones arteriovenosas cerebrales no rotas llamado "ARUBA" arroja unos inesperados resultados provisionales según los cuales la intervención, bien sea quirúrgica, endovascular, radioterapéutica o combinada, produce una cifra de eventos (muerte de cualquier causa o ictus sintomático) que triplica la que se produce con un manejo conservador en un seguimiento medio de 33 meses. La idea es seguir a los pacientes entre cinco y diez años. Ante estos resultados se ha decidido suspender la asignación de más pacientes al brazo intervencionista aunque se continuará el seguimiento de todos los pacientes. Cabe la posibilidad de que al aumentar el tiempo de seguimiento las cifras tiendan a igualarse, pero en ese caso cabrá preguntarse si es asumible el riesgo de una complicación a corto plazo para evitar un riesgo a muy largo plazo. Esperaremos a los resultados definitivos, pero tendremos que hacerlo con la mosca detrás de la oreja.

mav cerebelosa
Malformación arteriovenosa cerebelosa

13 may. 2013

Espondilodiscitis y sus imitadoras

No siempre es fácil distinguir una espondilodiscitis infecciosa de alguna de sus imitadoras. Rebuscando tesoros en la red me he encontrado con un buen artículo que aborda los hallazgos de resonancia magnética de la espondilodiscitis y de las enfermedades que a veces se disfrazan de ella para confundir al médico y dificultar o retrasar la curación del paciente. Está disponible en Radiographics de forma gratuita y a texto completo con el título MR Imaging Assessment of the Spine: Infection or an Imitation? Su lectura merece la pena.

Espondilodiscitis tuberculosa
Espondilodiscitis tuberculosa

Espondilodiscitis tuberculosa
Cambios degenerativos Modic I