neurorradiología

31 dic. 2013

Premio Dardos

Mi agradecimiento a Erick Santa Eulalia y su blog "El esfenoides" por haberme incluido en su lista de blogs merecedores del "Premio Dardos". Sí, ya lo sé, es sólo una mención honorífica, un premio simbólico, un reconocimiento individual de carácter viral que se extiende como un reguero de pólvora entre la comunidad bloguera  pero...
Permitidme que perciba el Premio Dardos como un abrazo confortable que uno recibe de un compañero de juego en nombre de todos los demás. Como la celebración de un gol en un partido de fútbol. Como una manta cálida que te arropa en una tarde de invierno. Como una carta inesperada que te recuerda que existes en tu comunidad. Y lo mejor de todo es que te ofrece un excelente pretexto para repartir otros 15 abrazos como el que recibes.


And my winners are:

A todos ellos enhorabuena y gracias por aportar algo, a veces mucho




16 dic. 2013

#NoSinEvidencia




MANIFIESTO

La evidencia científica es uno de los pilares sobre los que se asienta la medicina moderna. Esto no siempre ha sido así: durante años, se aplicaron tratamientos médicos sin comprobar previamente su eficacia y seguridad. Algunos fueron efectivos, aunque muchos tuvieron resultados desastrosos.

Sin embargo, en la época en la que más conocimientos científicos se acumulan de la historia de la humanidad, existen todavía pseudo-ciencias que pretenden, sin demostrar ninguna efectividad ni seguridad, pasar por disciplinas cercanas a la medicina y llegar a los pacientes.

Los firmantes de este manifiesto, profesionales sanitarios y de otras ramas de la ciencia, periodistas y otros, somos conscientes de que nuestra responsabilidad, tanto legal como ética, consiste en aportar el mejor tratamiento posible a los pacientes y velar por su salud. Por ello, la aparición en los medios de comunicación de noticias sobre la apertura de un proceso de regulación y aprobación de medicamentos homeopáticos nos preocupa como sanitarios, científicos y ciudadanos, y creemos que debemos actuar al respecto. Las declaraciones de la directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) asegurando que “no todos los medicamentos homeopáticos tienen que demostrar su eficacia” y que “la seguridad no se tiene que demostrar con ensayos clínicos específicos” no hacen sino aumentar nuestra preocupación.

Por lo tanto, solicitamos:

Que no se apruebe ningún tratamiento que no haya demostrado, mediante ensayos clínicos reproducibles, unas condiciones de eficacia y seguridad al menos superiores a placebo. La regulación de unos supuestos medicamentos homeopáticos sin indicación terapéutica es una grave contradicción en sí misma y debe ser rechazada. Si no está indicado para nada ¿para qué hay que darlo?

Que la AEMPS retire de la comercialización aquellos fármacos, de cualquier tipo, que pese a haber sido aprobados, no hayan demostrado una eficacia mayor que el placebo o que presenten unos efectos adversos desproporcionados.

Que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y el resto de autoridades sanitarias persigan a aquellas empresas que atribuyen cualidades curativas o beneficiosas para la salud a sus productos sin haberlo demostrado científicamente.

Que el Consejo General de Colegios de Médicos de España / Organización Médica Colegial, en cumplimiento del artículo 26 del Código de Deontología Médica, desapruebe a los facultativos que prescriban tratamientos sin evidencia científica demostrada.


11 dic. 2013

Encefalopatía de Wernicke

Encefalopatía de Wernicke

Dörrberg es un pequeño pueblo de la Alemania interior. Por sus calles pasea en bicicleta un hombre maduro con fama de arisco un día de junio de 1905. Tiene 57 años y va empalarse con un freno en un accidente con un tranvía que le llevará a la muerte. No llegará a cumplir un año como director de la clínica psiquiátrica y neurológica de la Universidad de Halle. Los méritos que acumula impedirán que su nombre se olvide. Se llamaba Karl Wernicke.

Entre sus muchos méritos científicos destacan sus estudios sobre la afasia con la descripción de lo que después se llamaría afasia sensitiva, cuya lesión consiguió situar en la parte posterior del lóbulo temporal (área que seguimos conociendo como "de Wernicke"). En 1881 publicó su artículo "Die akute hämorrhagische polioencephalitis superior" ("La poliencefalitis hemorrágica superior aguda") en el que estudiaba tres pacientes con lo que después se llamaría encefalopatía de Wernicke, dos de los cuales eran alcohólicos y la tercera una paciente con estenosis pilórica. Desgraciadamente la relación de la enfermedad con el déficit de tiamina o vitamina B1 no se identificaría hasta la década de 1940.

El estudio de resonancia magnética que ilustra esta entrada pertenece a un paciente con un deficiente estado nutricional a consecuencia de un cáncer digestivo en fase terminal del que sólo es presentable la secuencia FLAIR por ser la que menos artefactos de movimiento muestra. En las imágenes se aprecia hiperseñal en la parte medial de ambos tálamos y en la lámina cuadrigémina que nos hizo plantear la hipótesis diagnóstica de encefalopatía de Wernicke. Incidentalmente se aprecia también la existencia de "cavum septi pellucidi". Para profundizar en el tema me permito recomendar un excelente artículo del AJR titulado Neuroimaging Findings in Acute Wernicke's Encephalopathy: Review of the Literature, de acceso gratuito a texto completo.


C. Wernicke
Karl Wernicke