neurorradiología

16 abr. 2010

Principios

La arrogancia, la soberbia, la prepotencia, la falta de humildad y los malos modales constituyen un lastre muy difícil de compensar  que incapacita al médico para el ejercicio correcto de su profesión. Hay una delgada línea difícil de apreciar entre la seguridad y el exceso de confianza. Globalmente es mejor para los pacientes trabajar a cierta distancia de esa línea. A la hora de intentar curar lo más importante es no hacer daño.

No hay comentarios: