neurorradiología

21 sept. 2010

Revolución 3D

Hay un momento en que varias áreas de conocimiento que tienen inicialmente poca relación entre sí confluyen y se asocian produciendo un efecto sinérgico que acelera los avances en una o en las dos de forma espectacular. En Radiología, en los últimos 15 años hemos tenido el privilegio de asistir a la revolución 3D y por supuesto, hemos contado con la inestimable ayuda de todo un colectivo de profesionales que conocian y usaban esta tecnología con anterioridad.

En cuanto nuestras máquinas (TAC y RM) nos han permitido obtener una cantidad de datos suficientes nos hemos despeñado con gusto por una pendiente irreversible de creación de imágenes tridimensionales, al principio con una cierta timidez no exenta de escepticismo y posteriormente con algo de asombro mezclado con satisfacción no disimulada. 

El reformateo multiplanar (con una resolución espacial tocando techo y mejorando a marchas forzadas la resolución temporal) y la más espectacular interpretación de volumen (volume rendering), que hace que en ocasiones nos parezcamos más a operarios de cine de animación 3D, serían capaces de catapultar de sus tumbas a los más clásicos anatomistas cuyos dibujos, auténticas obras de arte, no se podían realizar sin fallecimiento previo del ciudadano que servía de modelo y minuciosa disección del mismo.

A menudo intento imaginar los avances que nos perderemos los que estamos hoy en la brecha pero probablemente no tengo suficiente imaginación. Supongo que la progresión geométrica en el avance científico es común a muchos campos de la Medicina, pero en Radiología es tan gráfica...


No hay comentarios: