neurorradiología

20 nov. 2010

Hasta para tener un ictus hay que tener suerte

Cualquier persona que trabaje en el ámbito sanitario sabe que hasta para enfermar hay que tener suerte. Hay días mejores y peores, horas mejores y peores, momentos mejores y peores y lugares mejores y peores. Y las probabilidades de éxito cambian en función de esas variables, no de un modo drástico pero sí de un modo significativo. Son limitaciones inherentes a la naturaleza humana, a la organización y a los individuos que la forman. En muchas ocasiones no se intuye el porqué y en otras se cree intuir. Un grupo de investigadores canadienses ha querido plasmar estas impresiones en papel y ha realizado un estudio estadístico sobre las diferencias en la gravedad y en el manejo de los ictus ocurridos en fin de semana y los ocurridos en días de semana. Si bien el manejo fue similar en ambos grupos, la gravedad y la evolución fue peor en los ocurridos durante el fin de semana. Lo que no llegan a aclarar es la causa de estas diferencias. La conclusión del estudio es que es peor tener un ictus durante el fin de semana. 


2 comentarios:

Manuel Martinez dijo...

Hola. Me gustaría saber su opinión sobre los laboratorios Astella Pharma, son medicamentos de calidad? muchas gracias.

neuroimagen.info dijo...

Mi actividad profesional no incluye la prescripción habitual de fármacos. Lo siento pero no dispongo de una opinión cualificada sobre ese ni otro laboratorio. Muchas gracias por visitar mi blog y por su pregunta.