neurorradiología

12 nov. 2010

Rinolicuorrea por fístula de líquido cefalorraquídeo

Rinolicuorrea
La neuroimagen de hoy es la representación gráfica de la rinolicuorrea. La rinolicuorrea se define como el goteo de líquido cefalorraquídeo por una o ambas fosas nasales. Es la esencia semiológica de algunas fístulas de líquido cefalorraquídeo, sobre todo de las más frecuentes que afectan al suelo de la fosa craneal anterior, en especial a la lámina cribosa del etmoides. Estas imágenes fueron obtenidas tras la inyección intratecal, por punción lumbar, de contraste yodado hidrosoluble que posteriormente se conduce hacia las cisternas de la base craneal mediante maniobras posturales y con la inestimable ayuda de la ley de la gravedad aprovechando la circunstancia de que el contraste se hunde en el líquido cefalorraquídeo por ser más denso que éste. Son imágenes de un estudio de cisternografía-TC. La más grande y menos colorida es un corte coronal en el que podéis ver el contraste en los surcos que rodean el cerebro y a la vez el goteo del contraste por la fosa nasal. La imagen pequeña es una interpretación de volumen del estudio tomográfico. El estudio de imagen puede resultar vistoso. Otra cosa bien diferente es que seamos capaces de identificar el defecto óseo, muchas veces pequeño, por el que se produce la fuga de líquido cefalorraquídeo. Hay publicaciones muy optimistas y otras muy pesimistas en cuanto a la rentabilidad diagnóstica de esta prueba. Mi impresión es que si el defecto es pequeño hay que tener suerte para poder identificarlo. En raras ocasiones se consigue ver la salida de contraste a través del mismo. Si a esto le añadimos el handicap propio de una patología que en algunos pacientes es intermitente y no siempre coincide o se puede reproducir en el momento del estudio ya tenemos el paisaje completo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenos días,
¿Cual es el mejor tratamiento para la rinolicuorrea?, como se detecta la fuga para poder repararla?

de antemano gracias

Miguel Blanco dijo...

El tratamiento de la fístula de líquido cefalorraquídeo es quirúrgico. La identificación del punto donde se produce la fuga de líquido se puede conseguir mediante estudios de imagen con administración de contrastes intratecales generalmente por punción lumbar o con ayuda de colorantes intratecales y observación directa o mediante técnicas de medicina nuclear con radiofármacos intratecales. No siempre se consigue identificar el defecto.