neurorradiología

15 oct. 2011

Alimentación y prevención del ictus

Vivimos una época complicada, pero no hay nada nuevo bajo el sol. Seguimos buscando la fuente de la eterna juventud. Tratamos de encontrar la tecla que nos permita conjurar el peligro definitivo, la pócima que nos alargue la vida. Los fabricantes lo saben y explotan cada vez más las propiedades beneficiosas de los productos alimenticios que manufacturan. Casi es imposible encontrar en un supermercado un envase que no alardee de las propiedades dietéticas del producto que contiene, sean ciertas o no. No existen ni la susodicha pócima ni la susodicha fuente, pero seguimos acumulando evidencias científicas de que una buena alimentación es útil para prevenir ciertas enfermedades. Como ya habréis imaginado por el título de la entrada, hoy hablaremos de dieta e ictus. El restaurante se llama Stroke. Y el menú, fresquito fresquito, es el siguiente:

Stroke. 2011 Sep 15. [Epub ahead of print]
Oude Griep LM, Verschuren WM, Kromhout D, Ocké MC, Geleijnse JM.

Stroke. 2011 Sep 8. [Epub ahead of print]
Larsson SC, Orsini N.

El primer plato se basa en el seguimiento a diez años de una cohorte de más de 20000 pacientes, con 233 ictus documentados, en el que no se encontró relación entre la incidencia de ictus y el consumo de frutas y verduras de los grupos verde, naranja/amarillo y rojo/violeta pero sí se encontró una ligera relación inversa entre la incidencia de ictus y el consumo de frutas y verduras del grupo de las blancas (los autores utilizan una interesante clasificación de frutas y verduras según sus colores, hipotéticamente reflejo de su perfil nutricional).

El segundo plato confirma la existencia de una relación inversa entre el consumo de pescado y la probabilidad de sufrir un ictus. Se trata de un metaanálisis que resume los hallazgos de 15 estudios prospectivos con casi 400000 participantes en total y con más de 9000 ictus ocurridos. La conclusión es que un aumento de 3 raciones semanales de pescado en la dieta produce una ligera reducción de la probabilidad de ictus.

Moraleja: incrementa el consumo de pescado y frutas y verduras blancas (manzana, pera, zumo de manzana, compota de manzana, plátano, ajo, cebolla, puerro, coliflor, achicoria, pepino) y tendrás menos probabilidades de sufrir un ictus.

Comida del Sábado 06

No hay comentarios: